Thursday, July 31, 2008

Absurdistan en España

No suelo escribir sobre políticos españoles. Aunque interfieren en mi vida privada mucho más de lo que me gustaría (empezando por los elevadísimos impuestos que pago al ser residente fiscal en España, pasando por muchas otras cosas terminando en las obligaciones sin sentido que imponen, relacionadas con la educación de mis hijos), entiendo que son cosas que tengo que asumir porque soy yo que eligió este pais para vivir.

Ahora bien, ayer he visto dos noticias que parecen proceder de Absurdistan, no de un pais civilizado. Y yo quiero vivir en España, no en Absurdistan.

La primera es la noticia que J.L. Carod, número 2 de la Generalitat de Cataluña, nombró a su hermano Apelles el delegado  del gobierno catalan en Francia. Nombramientos de familiares para cargos de responsabilidad en vida política y en vida empresarial es un tema muy peligroso, y debería evitarse siempre. Es más típico para monarquias y dictaduras (lo hace Chavez en Venezuela con su hermano ministro, lo hizo Fidel y Raul Castros) que para democracias avanzadas. Que lo haga un antimonarquista declarado demuestra la falsedad de sus convicciones políticas y una falta de buen gusto político que no sorprende, pero sí alarma.

Apelles Carod debe ser una persona superdotada y polivalente (o uno de esos casos inutiles que hay que colocar en algún sitio calientito, porque no saben buscarse la vida de manera independiente), porque su hermano ya lo ubicó antes como director general y secretario de coordinación interdepartamental de la Generalitat para luego darle el puesto de Secretario técnico de la Generalitat.

La segunda noticia es la frase de oro del ministro de industria, Mr. Sebastian. Quiere que todos conduzcamos a 80km/h, argumentando: "cada vez que levantamos el pie del acelerador mejoramos la renta nacional y el empleo". No puedo creer que alguién con sus años y experiencia se atreve decir una idiotez de este rango. Podemos estar en crisis, pero ¡no somos idiotas!

Una bajada de consumo de un producto con peso importante en la cesta de la compra reduce el empleo y la renta nacional. Basta con ver lo que hace la bajada de demanda en el sector inmobiliario... Si al menos argumentara con el medioambiente o con la siniestralidad; pero ¿mejoras de la renta nacional y el empleo? Por favor. Si realmente se lo cree, pues conduzcamos todos a 20km/h, o incluso vayamos en bici, y arreglaremos la crisis económica y conseguiremos de nuevo pleno empleo...

Bueno, ya me he desahogado (y todavía tengo en recámara la idea tan genial de 49 millones de bombillas de ahorro "regaladas"); espero pronto poder volver escribir sobre cosas que me gustan.

3 comments:

  1. Comparto tu sentimiento...

    ReplyDelete
  2. A mi España me duele mucho, muchísimo... pero con un poco de suerte en unos meses me volverá a doler en la distancia. El gran problema que tiene España es que no se quiere a si misma. Somos un país de cainitas, de acomplejados que no nos perdonamos los unos a los otros las querellas de nuestros antepasados. Unos hacen, otros deshacen, unos deshacen, otros hacen... tanto potencial apuntando en demasiadas direcciones distintas... es sangrante. Lo que podía ser y lo que es... paren, que yo me bajo.

    PD: lo de la imposibilidad de estudiar en el idioma oficial del estado en algunas regiones del mismo creo que no ocurre en ningún otro país del mundo. Es realmente surrealista e indignante, lo siento por ti y por tus hijos.

    ReplyDelete
  3. Lamentablemente la "política familiar" es transversal a los partidos políticos: CIU --> Oriol Pujol; PSC --> Ernest Maragall & Manel Nadal; ERC --> Apeles Carod...y tantos otros que podríamos encontrar.

    ReplyDelete

¿Estás de acuerdo? ¿O desacuerdo? ¿Algún comentario para mejorar el artículo?

Sólo se moderan los comentarios en los posts muy antiguos (por problema con comment spam.) El resto se publica inmediatamente.